El azote de una visión maligna se hace presente...