Ambientación

Rising Souls es un rol "revolucionario", un rol de fantasía que mezcla los ámbitos medievales, steampunk y otros en un mismo rol. Este rol está inspirado en varios animes, videojuegos e incluso libros, una mezcla de imaginación y creatividad, uniendo varios conceptos y temáticas de roles similares en uno. Nuestras ideas están tomadas de nuestra propia cabeza e inspiradas en diversas cosas como ya se ha dicho antes, como por ejemplo, el hecho de que las razas y clases han sido basadas en World Of Warcraft, editando ligeramente éstas para que no quede tan idéntico y darle nuestro toque personal mejorado, por lo que los personajes no sería como en el típico rol que eligen entre dos razas y un "poder", sino que toman alguna de nuestras tantas razas disponibles y eligen una clase compatible con esa raza y tu personaje, teniendo una variedad extremadamente amplia en el rol, haciendo del mismo una aventura sinfín, sin límites.

Administración
Banthas
Mihawk.
Administrador
Enviar MPVer perfil
Tharja
VanilleDS
Administradora
Enviar MPVer perfil
Censo de Razas
0 / 5
0 / 5
0 / 5
0 / 5
0 / 5
0 / 5
0 / 5
0 / 5
0 / 5
0 / 5
Galardones
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido
Premio obtenido
Nombre apellido

Elfos de Sangre

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Elfos de Sangre

Mensaje por Bandeath el Mar Mar 01, 2016 1:59 am



Elfos de Sangre

Descripción
Una raza soberbia y orgullosa, la cual tiene una gran afinidad mágica y sentido de la justicia y el bien, por lo tanto tendrán más ventaja siendo Magos, Sacerdotes o Paladines. Debido a que su anterior líder, Kaldanor Mograine, en su busca de una nueva fuente de poder mágico para su gente (Pues éstos desarrollaron una adicción a la magia) fue a parar a Nazzagon, aliándose con Dalanor, el elfo de la noche Cazador de Demonios, más conocido como “El Traidor”, algunos de los elfos de sangre que fueron con Kaldanor, tuvieron descendencia allí, dividiéndose de aquellos elfos de sangre que quedaron en Arkanon. Por lo tanto, los elfos de sangre descendientes de los elfos de sangre instalados en Nazzagon, además, tendrán más ventajas siendo Cazadores de Demonios. Debido a su gran interés por los conocimientos y adicción a la magia tendrán más ventajas en profesiones como Científicos y Encantadores.

Relaciones
Razas aliadas: Elfos de la Noche y Humanos.

Razas enemigas: Orcos, Vampiros y Draenei.

Apariencia
Los elfos de sangre tienen una estatura como la de los elfos de la noche, es decir que miden 1,70 m como mínimo (Estatura común de las mujeres), hasta incluso los 2 m (Estatura en la que aproximadamente están los hombres más altos). Su color de piel es blanco y sus ojos verdes, mientras que sus cabellos suelen ser rubios, pelirrojos, castaños u oscuros. Tienen facciones muy delicadas, así como orejas alargadas y puntiagudas, denotándose unas facciones refinadas en ellos, siendo muy esbeltos.

Historia
Hace 10 millones de años, tras la creación de los elfos silvanos a manos de Illyanna, otro de los Ethereon, Altharion se dispuso a crear su propia raza a su imagen y semejanza como su compañera lo hizo. Fue entonces cuando decidió sobre su creación, cortándose las venas y creando a partir de su sangre una raza de elfos distintos a los elfos silvanos, los cuales pasaron a denominarse "Elfos de Sangre" o "Sin'dorei", ya que eran elfos hechos a partir de la mismísima sangre de un dios. Finalmente, tras haber sido creados, los inteligentes, arrogantes y orgullosos elfos de sangre fundaron su propio reino al norte del continente del este, Ethos, donde había unos preciosos bosques dorados con matices anaranjados-rojizos y una cantidad de elegantes criaturas, dándole una especie de aspecto "noble". Este bosque pasó a llamarse "Bosque Canción Eterna", pues el sonido que sus ríos fluyendo y sus animales al unísono creaban una embaucadora y tranquila melodía, mientras que el reino sin'dorei se llamó "Kal'thanar", en honor a su deidad creadora, pues era tan resaltante, majestuoso e imponente como los sin'dorei, quienes allí también fueron reconocidos como "Elfos Nobles", siendo la capital del reino la ciudad de Ethernalia. No obstante, a pesar de la dicha que gozaban los elfos de sangre, el hecho de haber sido creados a partir de una deidad comenzó a pasarles factura, puesto que eran una raza sumamente poderosa en lo que a maná y energía respectaba, ya que habían hechos a partir de la sangre del Ethereon con más cantidad de maná de todos, pues la leyenda contaba que el mismo era una fuente eterna e inagotable de maná y energía para los demás Ethereon, lo cual llevó a los elfos de sangre a empezar a sentir una fortísima sed de poder, de magia, pues eran tan poderosos respecto a maná que al comenzar a vaciarse sus cuerpos de maná, sintieron una intensa necesitad de saciar dicha sed de poder, lo que ocasionó que varios sin'dorei perecieran y otros entrasen en locura.

Kaldanor Mograine, líder de los elfos de sangre, fundador del Reino de Kal'thanar, líder del linaje Mograine, quien poseía el título de Caminante del Sol (Título que recibe el dirigente de Kal'thanar), se dispuso a viajar para encontrar un remedio a la enfermedad que a su gente le había dado, por lo que partió del Reino de Kal'Thanar hacia el sur del continente de Ethos.

Tras años de viaje sin resultado, la expedición que acompañaba a Kaldanor decidió viajar al continente del oeste, Ishgal, donde allí se toparon con los orcos, una raza de criaturas robustas, bastante fuertes y con una stamina impresionante, por no mencionar lo salvajes y violentos que eran, lo cual llevó a que tanto orcos como sin'dorei se enfrentasen, siendo los orcos quienes comenzaran a aplastar a las tropas élficas con facilidad, reduciendo sus fuerzas a la mitad. Fue en aquella batalla cuando los elfos silvanos conocieron a sus primos, los elfos de sangre, estableciendo una alianza entre ambos bandos. El tiempo pasó y Kaldanor conoció a Dalanor, un elfo silvano del Clan de los Druidas, donde establecieron una amistad, pues el kaldorei ofreció su ayuda, conocimientos y poder al líder sin'dorei para salvar a su gente. Dalanor, quien era muy astuto, inteligente, precavido y calculador, comenzó a investigar sobre el asunto, dando, tras varias investigaciones, con Orthal, un orco brujo. Dalanor y Orthal comenzaron a hablar, persuadiendo Orthal a Dalanor de interesarse en las artes de brujería, haciendo que éste comenzase a hundirse en la oscuridad. Debido a esto, Dalanor comenzó a entrenar en artes negras de brujería, ganando una inconmensurable fuerza y poder, así como una terrible y vil presencia en sí mismo. Fue entonces el momento donde Dalanor volvió a Nordrassil, convenciendo a Kaldanor de beber el agua de la Fuente de la Eternidad, que sería la solución para su pueblo. Ambos elfos se dispusieron a beber dicha fuente, enfrentándose a un montón de criaturas y kaldorei, para finalmente llegar a la Fuente de la Eternidad en la cima de Teldrassil, sin embargo consiguieron beber cada uno media copa de dicha fuente, pues posteriormente serían alcanzados y derrotados por Malganor y Alanna. Malganor decidió sellar a ambos traidores por mucho tiempo en el Ataúd de Illyanna, un sello creado para sellar la maldad.

Pasaron varios millones de años entonces, hasta que el sello fue roto por un sucesor de Orthal, pero tanto Dalanor como Kaldanor estaban debilitados, por lo que sabían que perderían si trataban de tomar venganza debido la enorme diferencia de poder que había, por lo que se vieron obligados a huir hacia Nazzagon mediante el Tesoro Sagrado de los orcos, El Portal Oscuro, pues eran susurrados por los restos del alma de Iryhurin, donde, una vez allí, comenzaron a tramar sus viles planes y su oscuro retorno durante los próximos diez mil años.

Simultáneamente, y a la vez que todo aquello aconteció, Malganor consiguió crear, mediante un sacrificio de una gran sacerdotisa sin'dorei, magia arcana y agua de la Fuente de la Eternidad, un artefacto de maná y energías ilimitados, el cual pasó a denominarse Pozo del Sol, convirtiéndose en el Tesoro Sagrado de los elfos de sangre.

Mientras tanto, el Reino de Kal'Thanar estuvo bajo las órdenes de un señor regente que gobernó el mismo reino esperando el retorno de Kaldanor Mograine, del cual no saben nada hasta actualidad, ni siquiera de su maléfica transformación.

Ahora el Reino de Kal'Thanar es un reino próspero donde reina la armonía y los
orgullosos elfos de sangre.

Habilidades
- Torrente Arcano: Los elfos de sangre pueden interrumpir la magia, silenciando brevemente a todos los taumaturgos a su alrededor y restaurando parte de su maná, es decir, que hacen un estallido arcano en ellos el cual atrapa en un radio de 10 metros a los que estén a su alrededor. Los afectados no podrán usar hechizos que necesiten maná durante dos minutos. Se puede usar una vez cada 20 minutos.

- Resistencia a la Magia (Pasiva): Los elfos de sangre tienen una resistencia natural a la magia debido a su gran poder arcano, lo cual hace que sufran menos daños por ésta.

Tesoro Sagrado
Pozo del Sol: Una fuente ubicada pasando el Reino de Kal'Thanar, en el extremo norte del continente del este, Ethos, la cual le otorga una cantidad ilimitada de poder a quien beba de la misma.

Skill Points
Al ser elfo de sangre, empiezas teniendo los siguientes SP:

+ 4 SP Voluntad.

+ 6 SP en Maná.
© HARDROCK



avatar

Admin

Mensajes :
50


Nivel
Nivel:
4/8  (4/8)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.